GSP no cerrará el financiamiento en el tiempo estipulado según contrato

Viernes, Enero 20, 2017 2:00 pm EST

Dateline:

LIMA, Perú

Public Company Information:

PE:
GRAMON
NYSE:
GRAM

Lima, 20 de enero de 2017.  Como se sabe, la concesionaria a cargo del Gasoducto Sur Peruano ha venido trabajando durante meses para viabilizar el cierre financiero del proyecto, y permitir así, que este siga su curso. La fecha límite para llevarlo a cabo es el 23 de enero próximo; sin embargo, como es de público conocimiento, un requisito para lograrlo era que Odebrecht venda su participación accionarial en el proyecto, hecho que hasta la fecha no se ha concretado.  

Hoy podemos constatar que el cierre financiero no ocurrirá antes del 23 de enero, fecha máxima prevista en el contrato, por lo que el Estado Peruano queda facultado a poner fin al contrato de concesión, cuyos accionistas son Odebrecht (55%), Enagás (25%) y Graña y Montero (20%).  

El siguiente paso será llevar a cabo un proceso de subasta de la concesión, teniendo la concesionaria del GSP, el derecho de recibir el monto obtenido en dicha subasta, siendo el mínimo a recibir, el 72.25% del valor contable neto (monto total invertido en el proyecto). 

Asimismo, el contrato de concesión señala que la terminación del contrato conlleva a la ejecución de una carta de fiel cumplimiento, la cual asciende a US$ 262,500,000 (doscientos sesenta y dos millones quinientos mil dólares), de los cuales la subsidiaria del Grupo Graña y Montero, Negocios de Gas S.A., es responsable del 20% del mismo, lo que equivale al monto de US$ 52,500,000 (cincuenta y dos millones quinientos mil dólares).

El Grupo Graña y Montero estima que podría recuperar un importante porcentaje de la inversión efectuada en el GSP, en un plazo máximo estimado de 3 años.

Como se recuerda, G&M ingresó 15 meses después de la adjudicación del proyecto, a través de un aumento de capital que le permitió adquirir un 20% de participación, con el objetivo de que Odebrecht reduzca su porcentaje de acciones, debido a los problemas que enfrentaba en Brasil.

“Nuestro interés al ingresar al GSP era que el proyecto se concrete, dado que es muy importante para el desarrollo del sistema energético del país y es una apuesta estratégica de negocio para el Grupo”, señaló Mario Alvarado Pflucker, gerente general corporativo del Grupo Graña y Montero.

Asimismo, agregó que Graña y Montero continuará apostando por proyectos energéticos en el Perú y la región, pues es uno de los recursos que más se necesitan para impulsar el desarrollo.

Antecedentes de la participación de Graña y Montero en el GSP

  • En setiembre de 2015, G&M acordó ingresar al Gasoducto Sur Peruano con 20% de participación, realizando un aumento de capital. Nace de la solicitud de Enagás y los bancos que financiarían el proyecto, con el objetivo de que Odebrecht reduzca su participación por los problemas que enfrentaba en Brasil.
  • Ante los hechos denunciados en Brasil, desde marzo de 2016, tanto Enagás como Graña y Montero asumieron un rol más activo, buscando alternativas para sacar adelante el proyecto sin Odebrecht (mientras ellos concretaban la venta de sus acciones). 
  •  G&M ha estado interesada en el GSP desde el inicio del proyecto, pues lo considera de vital importancia para el desarrollo del país. Adicionalmente, era el proyecto más importante que se desarrollaría en el sector de Oil & Gas, donde el Grupo tiene una apuesta estratégica para la que se ha estado preparando por mucho tiempo, siendo la adquisición de COGA, en el 2014, un componente de la misma.

Related Materials:

Business Wire InvestorHQ SM